Cómo llevar una vida en abundancia & llena de alegría

Hola, hoy llega a Purcuapà Magazine una entrada un pelín distinta, que estará en la sección de Editorial

Esta revista nació de un sueño y de un daño profundo. Siempre he sido una persona alegre y llena de vida, pocas veces he dejado a las personas llenas de complejos y carencias auto-percibidas acercarse a mí. Esto no significa que no lo hayan intentado. A veces pienso que cuanta más luz, más oscuridad atraes. Todos queremos ser felices, y algunos tienen, desgraciamente, un trayecto más arduo hasta que lo consiguen.

Estas son las pautas que sigo como un budista hace su meditación o como un musulmán hace su ayuno en Ramadán: a raja tabla y sabiendo que el Ser se hace así más fuerte y amplio, y por ello es capaz de albergar más abundancia y alegría

1) Levantarte mucho antes del inicio de tus obligaciones. Dedicarte ese tiempo en blanco a ti, a cómo están tus emociones, limpiarlas, sanearlas, a meditar, desayunar despacio, vestirte despacio. Tú le das los buenos días a la vida y no al revés. 

2) Cumplir con unos horarios de comidas, trabajo y sueño. Cuando las cosas se compliquen, más constante serás en cumplir esos horarios. Lo de fuera se descontrolará pero tú estarás siempre en contacto y hablando con tu cuerpo y con tu Ser.

3) Nunca mirar a los ojos a las personas agresivas. Después de muchos años me he dado cuenta que el gran robo enérgetico se produce por contacto visual. Puedes mirar, pero a través de sus ojos, nunca a los ojos. Mira lo que hay detrás.

4) Meditar por la mañana y por la noche.

5) Pasar mucho tiempo sola. Pedir a tu pareja o familia los tiempos que necesites para estar en soledad.

6) Leer libros de productividad, desarrollo personal y biografías. Yo diría mínimo uno a la semana.

7) Encontrar referentes. Escucharlos, ver sus videos, escuchar sus podcasts. Cuando estés es una situación complicada, pregúntate, ¿qué harían mis referentes? Cuantas veces me han dado las soluciones sin saberlo. 

8) Visualiza tu éxito. Tu salida a tiempo, tu entrada triunfal, tu nueva vida, la llamada que llevas años esperando, tu mejor foto.

9) Acuesta cada noche a tu niña interior y dile que no se preocupe, que estás cumpliendo sus sueños.

10) Repite sin parar todas las cosas que tienes, lo mucho que te gustan y la calma que te dan. Ese vestido nuevo, los pendientes de tu abuela que te acompañan en las situaciones importantes, las mujeres emprendedoras que están consiguiendo sus sueños a tu alrededor, la película que alguien está escribiendo para que tu seas uno de los personajes.

11) Respira de forma consciente siempre que haya tensión exterior o interior. No hay nada más parecido a un interruptor de la mente.

12) Acaba lo que empieces y cierra etapas a golpe de liberación, sin miedo. Como cuando me fui de Madrid y pensé en Callao que algún día volvería pero que sería distinto. O cuando me fui de Marruecos en barco sabiendo que se iba el cuerpo pero no el corazón. O cuando hice mi último examen de la carrera, de Relaciones Internacionales, sabiendo que había dejado lo mejor para el final y que una nueva vía se abría.

13) Llena tu vida de Fe. 

Ojalá os sirvan.
Hasta muy pronto,

Leticia Vicario


 

Comments

Popular Posts