Qué hacer durante una semana en Corfu/ How to spend a week in Corfu

¡Hola!
Qué ganas tenía de hacer la entrada sobre la semana que pudimos pasar en Corfu, pese a todo pronóstico, en este 2020.


Lo primero que recomendamos es coger dos hoteles: uno para una experiencia de resort con pensión completa o desayuno y cena; y otro en Corfu Ciudad, porque es una ciudad con mucho encanto y llena de vida. A continuación os dejamos todas las claves desde nuestra experiencia.

1. Busca un resort/ hotel con playa en el que olvidarte de todo

Nosotros con el primero, desgraciadamente, no acertamos. El hotel es agradable, las habitaciones humildes pero limpias y el restaurante, sobre todo en las cenas, tiene platos muy buenos a precios muy asequibles. Se trata del Hotel Kaiser Bridge

Está situado a los pies del palacio de Aquilleón, hasta el punto que el puente situado junto al hotel (ahora no está completo) se llama así porque el Kaiser Guillermo de Alemania lo mandó construir para tener acceso directo al mar. Tiene una playa pequeñita del propio hotel justo enfrente, con tumbonas y mesitas de madera. Entonces, ¿cuál es el problema? Que entre el hotel y la playa hay una carretera, y tanto desde el hotel como en la playa oyes y ves, coches, camiones y autobuses.

Nosotros, que vivimos en una zona muy congestionada de Bruselas, queríamos haber encontrado el ansiado silencio que nos falta. 

Pero para cada problema, una solución. Y para la experiencia resort os recomendamos el hotel de la cadena Mayor, Mayor Pelekas Monastery, en el que nos quedamos el año pasado. Lo miramos también para este año pero estaba cerrado. Las habitaciones son espaciosas, con espacio para sentarse además de la cama. Todas las habitaciones están orientadas al mar y pueden verse los atardecederes. En Benitses, donde está el Hotel Kaiser Bridge y en toda esa línea de playa de la isla, pueden verse los amaneceres pero no los atardeceres. En el hotel Mayor Pelekas Monastery, la media pensión es buffet y ofrece una variadad simplemente inigualable. 

En cuanto al Hotel Kaiser Bridge, recomiendo cien por cien ir a cenar a su restaurante, si estáis por la zona: el menú del día o mejor aún, los espaguetis con gambas; nunca había disfrutado tanto de un plato. 

Al fallar nuestra idea de descansar en la primera parte del viaje en el hotel, decidimos explorar la isla. Hay mucha oferta recomendada; nosotros nos decantamos por dos: el Canal del Amor en Sidari, y un viaje de un día en un barco turístico a las islas de Paxos y Antipaxos, visitando las Cuevas Azules

 2. Sidari

Los paisajes son sencillamente espectaculares; nada que hubiéramos visto antes. Acantilados de tierra amarilla y vegetación, que rompen ante un mar turquesa con un horizonte nítido, Albania. Se puede ir en autobús desde la Terminal Verde (Green Buses Terminal), que está muy cerca del centro (se puede ir andando, aunque se considera periferia) de camino al aeropuerto. 


Tiene, sin embargo, algunos peros: los propios acantilados están construidos hasta un límite inimagible: bares y restaurantes con piscina, hoteles y apartamentos llegan casi hasta el final de los acantilados y, si por un lado se transpira un ambiente festivo, por otro asusta la invasión de la naturaleza. Bajo los acantilados, las playas son mínimas y están abarrotadas, pero dicen que quien nada en el Canal del Amor con su pareja consigue un amor duradero, así que había que ir e intentarlo. 


La oferta de restaurantes es muy variada y los precios asequibles; falta tal vez la calidad que se encuentra en Corfu Ciudad o en los hoteles, probablemente porque la calidad de los productos esté menos cuidada, por la necesidad de completar toda la carta en cantidades altas. 

Para los aventureros, uno de los acantilados permite saltar; para volver a subir hay que trepar por una cuerda y después ir escalando. La caída es larga, y a nuestro entender peligrosa. No hay vigilantes en ningún punto de los acantilados, ni cuerdas/ vallas de seguridad, por lo que recordamos la experiencia de ver saltar a algunas personas con mucho respeto. 

Algo muy sorprendente fue ver que la playa situada frente a los restaurantes y tiendas de playa (donde hay barcas a pedales de todo tipo y colores) no cubre hasta muchos minutos de andar mar adentro. Es lo más parecido al abrir las aguas de Moisés que he visto nunca. 


3. Paxos, Antipaxos y las Cuevas Azules

Lo que hicimos para poder experimentar viajar en barco y conocer algunas de las islas de Corfu fue reservar a través de la página Get Your Guide un viaje de un día a las islas de Paxos y Antipaxos, que incluye la visita desde el barco a las Cuevas Azules. Es bastante impactante pues el barco entra en las cuevas. El precio fueron 30 € cada uno con un suplemento de 12 € del autobús que pasa a recogerte al hotel. Se trata de un bus grande que va pasando por los distintos hoteles para llevar a los turistas al puerto de Lefkimi, al sur de la isla. El barco sale del puerto de Corfu Ciudad, por lo que si vas por tu cuenta a cualquiera de los puertos no hace fatal pagar el suplemento. Sin embargo en nuestro caso decidimos pagar comodidad. 


En Paxos, el barco para unas dos horas por los que es posible bañarse cerca de los yates, comer en una de sus deliciosas tabernas y relajarse al sol. 


En Antipaxos el barco no para en tierra sino que ancla cerca de una playa para que los turistas salten o bajen la escalera directos al mar. El agua era tan turquesa que cada vez que me acuerdo, me recorre una sensación de paz y alegría inigualable. Había además muchísimos peces que pudimos ver porque habíamos comprado unas gafas de buceo.

Se puede llegar nadando a la playa, por lo que descansar es también posible.


Lo recomendamos al cien por cien.
Como contra, el barco va lleno y al tener bar, es un poco ruidoso. Pero no cambio la experiencia por nada. Fue un regalo en este 2020 que parecía no iba a acabar de brillar.

4. Kanoni y el Monasterio de Vlacherna

Después de los días de exploración y descanso, nos cambiamos a un hotel muy cerca de Corfu Ville, The Royal Grand Hotel, en Kanoni. Está enfrente de la pista de despegue y aterrizaje del Aeropuerto de Corfu, por lo que el silencio no es algo que se pueda conseguir. Pero nosotros nos quedamos absortos el año pasado mirando aviones y durante todo el año desde que volvimos pensamos en la posibilidad de volver a ir para verlos y disfrutarlos.


El hotel tiene piscina, siempre con tumbonas disponibles, un buen desayuno y el Café Kanoni a dos pasos. A él llegan personas desde Corfu Ciudad y en autobuses turísticos a disfrutar de lo que es la imagen estrella de Corfu: el Monasterio de Vlacherna



Desde la orilla justo enfrente del monasterio, se puede alquilar barquitas motorizadas de tres tamaños distintos, sin licencia, con las que ver la isla desde el mar y poder visitar algunas playas de la parte de la isla que escojas. Los precios varían entre 120 y 180 €, más el depósito de gasolina, que se paga en todos los casos y siempre aparte (unos 40/50 €). Nosotros lo consideramos por la libertad y la ilusión de estar en el mar y poder nadar. Al final preferimos dejarlo para nuestra próxima visita. Recomiendo llevar crema solar, agua, comida y la cabeza cubierta, para evitar que el sol nos maree o incomode o un ataque de hambre nos agobie.

Por encima de cualquier cosa, no os perdáis los amanaceres o los atardeceres en este punto de la isla. Nosotros pudimos disfrutar ambos y este es otro de los regalos por los que siempre estaré agradecida en 2020.





5. Corfu Ciudad

Desde el hotel en Kanoni fuimos varias veces a Corfu Ville en el autobús 2A, que está justo al lado del Café Kanoni, a dos pasos del hotel. 

Estamos enamorados de sus calles, su comida, su alegría y su bullicio. Hay personas siempre en la calle y en las tiendas que van desde souvenirs a tiendas de diseño de joyas y moda local. Un paraíso para los sentidos.



En 2008 tuve la suerte de vivir un mes en Cerdeña en Italia y sus calles respiran una magia muy parecida. La isla de Corfu perteneció de hecho durante un largo perido a la República de Venecia.



Estamos, simplemente, deseando volver.






                    © Purcuapà Magazine

No dudéis en hacernos saber cualquier duda o comentario.
Estaremos encantados de contestaros. 






















Comments

Popular Posts