Budapest

Hola, espero que estéis muy bien.
En esta entrada quería hablaros de Budapest. Recomiendo la visita; con suerte nos vemos allí porque estoy deseando volver. Es una ciudad super viva que te despierta ganas de emprender, sus calles están repletas de cosas interesantes y curiosas. Una oda a lo vintage, lo retro y el buen comer. Por no hablar de una cantidad ináudita de baños públicos donde disfrutar de aguas a 35 y 40 grados. Vamos por partes.

Isla Margarita
La idea de que haya una isla en el Danubio me fascinó. Está deshabitada: es un gran parque en el que puedes coger bicicletas, caminar, tomar heladitos y café o ver un pequeño jardín de flores. También hay una piscina pública muy grande que estaba muy animada. Cuando salimos de la isla atardecía sobre Budapest. Lo que se ve a la derecha es Buda, y el puente es Árpád (Árpád Híd). 


Szimpla Kert, literalmente, Bar Ruina
Rescatar objetos de la basura, reinventar su uso y llenar bares con ellos es un concepto que Budapest tiene como parte de su identidad. Pude entender de pronto lo que ha intentado o se respira en Berlín; pero aquí no hay confusión entre intentar hacer algo nuevo y conseguirlo; aquí se respira innovación. Hay varios por toda la ciudad, yo visité uno de los más conocidos, Szimpla Kert, situado en el barrio judío. Os dejo planos detalle para que podáis descubrir por vuestra parte el conjunto una vez allí. 







Barrio judío, Palacio Real, Parlamento
Si tienes tiempo y hace bueno, Budapest puede recorrerse andando. Tras pasar casi medio día el día anterior en los baños Gellért, te sientes revatilazada para emprender el día siguiente con fuerza. Es un paseo largo pero merece la pena. Aconsejo no ir demasiado cargada, llevar lo mínimo, y hacer paraditas revitalizantes en cafés con encanto. Las fotos recogen la sinagoga Nagyel puente de las cadenas o Széchenyi, el Palacio Real o Sikló, al que se puede acceder por un histórico funicular de 1870,  y el Parlamento de día y de noche. ¡Qué las disfrutéis!








Volar a Budapest es muy asequible y, tengo la sensación que es una ciudad que no se acaba de descubrir nunca. Mi consejo es que no lo dudéis. Tiene algo de mágica.


Comments

Popular Posts