Bienvenidos al universo de La Petite Femme, escritora, fotógrafa e ilustradora

Hoy en Purcuapà Magazine os presentamos a una mujer llena de creatividad para la que contar historias y reflejarlas es una necesidad. La Petit Femme ha sabido encontrarse a sí misma y comunicarse de manera abierta con el mundo.

¡Un placer recibirte en la revista! 


Eres fotógrafa y poeta: ¿Cuándo y por qué empezaste a escribir y cuándo y por qué empezaste en la fotografía?

Empecé a escribir a los catorce años y lo recuerdo porque aún tengo mis diarios de esa época. De hecho siento que llevo toda la vida escribiendo.

Me la pasaba arrancando hojas de mis cuadernos de secundaria para escribir cuentos e ilustrarlos, también siempre era yo la que daba el discurso de fin de curso y me sentía la más genial por eso. 

También recuerdo cuando experimenté con escribir poesía y curiosamente el primer poema que hice fue para un compañero que me pidió una serie de poemas para regalarle a su novia. 

Y desde ahí no pude ni quiero parar. 

El por qué de escribir ahora lo veo simple pero me costó mucho trabajo reconocerlo, escribo porque soy escritora. Escribo porque siento la imperiosa necesidad de hacerlo. 

Nunca he sido buena hablando en voz alta, soy una persona muy tímida y cuando me pongo nerviosa me trabo y se me dificulta mucho más expresarme, pero con la palabra escrita soy libre. Me siento inmensa y creadora. 

Puedo ser quien yo quiera, puedo decir lo que no me atrevo en voz alta. Es mi principal manera de ser completamente yo. 

Letras y oraciones que al final se convierten en mi todo. 

Y mi forma secundaria de expresarme, la fotografía. 

Mi primera cámara semiprofesional viajó por varios estados y recibió varios golpes porque nunca la soltaba. Fue un requisito de mi carrera comprar una y aunque en su momento me quejé, ahora lo agradezco. 

Me la pasaba todo el tiempo tomando fotos, árboles, flores, animales, paisajes, absolutamente cualquier cosa. Estaba maravillada con el hecho de que puedes guardar un momento en un pedacito de papel. 

Después fui mejorando, aprendiendo, encontrando mi proceso y hasta hoy en día, sigo modificándolo. No me gusta encasillarme en ningún estilo específico. 

No tengo ningún tema favorito, solo sé que si veo “un momento”, tengo que tomar la foto. 

Siempre trato de que mis fotografías cuenten algo. 

Por ejemplo, hace tres años conocí a un niño en la playa y le tomé una foto y luego él me tomó una a mí. Hasta el día de hoy es una de mis fotos favoritas, ese niño no va a envejecer y su sonrisa será eterna. 

Además de consuelo, una foto es un recordatorio, de ese viaje, de una cena, de ese amor que ya no es, de esa joven que alguna vez fui; a veces la vida es tan dura que necesitas algo tangible para ir un ratito al pasado, a un momento y lugar específico para reconocer que lo bueno está ahí, siempre está ahí dependiendo de cómo veas cada situación. 


¿Sientes que ambas disciplinas pueden alimentarse?

Definitivamente. Extraordinariamente.

Me gusta escribir poemas inspirados en una foto, dos personas separadas, una casa vacía, una ciudad llena de poetas. 

También adoro observar, buscar el momento adecuado que ilustra un poema ya escrito. 



¿Qué proyecto de los llevados a cabo hasta ahora te hace sentir más orgullosa?

Hace un par de años mis fotografías quedaron seleccionadas para participar en una exposición conjunta de Armando de la Garza, artista plástico mexicano, eso me dio mucha alegría y me hizo darme cuenta que lo que hago, mi fotografía, es buena. 

No solo porque otra persona la vio como algo digno de ser mostrado, sino porque yo sentí que me lo merecía. Merecía ser vista. 

Y en cuanto a mis poemas que comparto principalmente en mi Instagram, cada like, cada comentario me llena y me da ánimos. Saber que hay alguien que me lee es un motivo y una alegría enorme. 


¿Ofreces servicios al público? 

He vendido algunas fotografías en línea pero actualmente me estoy enfocando en mi lado como ilustradora. Tengo mi tienda en línea y he obtenido varias ventas lo cual me hace súper feliz, me siento entusiasmada para seguir explorando esta nueva faceta. Podéis visitar la tienda aquí.


¿Qué recomendación le darías a alguien que se quiera lanzar como escritora o como fotógrafa?

Empieza. 

Actualmente tenemos tantas plataformas a nuestro alcance, una posibilidad de difusión inmensa. 


Siempre me sorprendo cuando de repente en Tik Tok veo que un video tiene más de un millón de likes porque me imagino a un millón de personas viendo ese contenido, tomándose el tiempo de darle al corazoncito. Vivimos en una época de tecnología, entonces lo mejor que podemos hacer es prepararnos y aprender a cómo usar esto a nuestro favor. 

Hay tanta información gratuita sobre cómo hacer una estrategia digital, cursos gratuitos sobre redes sociales, personas que comparten sus conocimientos y experiencias en videos. 

Creo que en este punto, solo es empezar. Y se dice fácil pero a mi me costó mucho porque me la pasaba comparándome con otros, desalentándome sin siquiera haber comenzado y es completamente normal tener dudas, pero cuando dejé de tomarme tan en serio cada paso que daba, todo fluyó

Y cada que regresan las dudas, solo me repito que esto lo hago porque es lo que soy. Al final del día estoy contenta si compartí algo que sentía, solo eso. 


¿Dónde podemos encontrarte? 

Mi red principal es Instagram. En @lapetitefemme_escribe pueden encontrar mis poemas, reseñas de libros y alguna que otra ilustración. Subo contenido cada semana.

Y en @lapetite_femme van a encontrar mis fotografías y estoy planeando una serie con el color como tema principal. 

Podéis también contactarme por email cualquier solicitud es.

Solo me queda decir, muchas gracias por esta oportunidad. Infinitas gracias. 


Gracias a ti. Por supuesto que tu arte merece ser visto en muchos rincones del mundo. Te auguramos un futuro maravilloso. 

Comments

Popular Posts